El pasado fin de semana de semana nos acercamos hasta el Circuto del Jarama, para participar en una divertida jornada de tandas para motos clásicas y cafe racer. Bienvenidos a Racer Explosión.


La última edición de Racer Explosion se celebró, por segundo año consecutivo, en el trazado madrileño y consiguió reunir a un nutrido grupo de motos clásicas, y otras no tan clásicas, constructores, marcas y visitantes.

El objetivo de Racer Explosion está claro, además de disfrutar de los “aparatos” que pueblan el paddock durante todo el día, los participantes tienen la posibilidad de salir a la pista y marcarse unas tandas en el icónico trazado del Jarama para desempolvar sus máquinas…y a ellos mismos 😉

Nosotros, con la colaboración de Ducati España, acudimos al evento acompañados de la última integrante de la saga Scrambler, la Ducati Scrambler Café Racer. Pese a no contar todavía con la categoría de clásica, encajaba perfectamente con los requerimientos del evento, al estar permitidos modelos cafe racer y clásicas modernas. Tras una jornada completa con ella, y pese a no estar dirigida a un uso circuitero, se mostró como un modelo totalmente apto para alguna incursión esporádica en este medio, gracias a un motor fácilmente dosificable y una parte ciclo a la altura.

Rodeados, principalmente, de máquinas fabricadas desde los ‘70 hasta mediados de los ‘90, pudimos disfrutar tanto de las joyas personales de un gran número de participantes anónimos, hasta de las últimas creaciones y restauraciones de constructores del territorio nacional como Valtoron, Vintage AddictionAmongus Motorcycles o MadWorks  entre otros. Una importante representación dos tiempera, se encargo de ambientar el circuito con su dulzón aroma y su humo azul; y alguna que otra TZ250 de poner en su sitio a más de una 1000cc.

Lo mejor de todo, compartir pista con motos que empiezan a ser difíciles de ver: Suzuki Katana, GS1100, GSX-R 750 MK1/2; Norton Comando; Kawasaki H1, Z1, Z650 Yoshimura, ZXR; Honda RC-30 (no del todo original, como nos hubiese gustado), CB750, CB1100 R; Ducati SS, Darmah; BMW’s en casi todas sus variantes; Yamaha TZ250, XS, RD… Todo un placer para los cinco sentidos.

Tras sus dos años de vida, Racer Explosion ha aumentado notablemente su poder de convocatoria frente a la primera edición. Y no nos extraña, ya que la fórmula que manejan es muy atractiva para los aficionados a las dos ruedas. Si este año te lo perdiste estate atento porque, nosotros el año que viene repetimos.

Fotos: OTTO revista / Racer Explosion

Ads

Te puede interesar

IOMTT TT Isla de Man

Una vuelta al Mountain TT Course

A punto para que den comienzo las carreras del TT de la Isla de ...

Triumph Scrambler 1200 2019

Triumph Scrambler 1200 2019, más detalles

A falta de poco más de un mes para la presentación de la Triumph ...

BMW R nineT Lac Rose

BMW R nineT Lac Rose: Pink Lady del desierto

Desarrollada por BMW Motorrad como tributo a los éxitos de la firma en el rally ...

Rebellion of the machines: pura cafeína

El auge de las transformaciones de corte retro ha traído consigo el abuso de ...

KTM EXC 250 GS6 Vintage Addiction

KTM EXC 250 Dirt Track – Vintage Addiction

Vintage Addiction homenajea el popular modelo de enduro GS6 de Mattighofen, tomando como base ...

Triumph Street Cup

Prueba Triumph Street Cup, deportividad callejera

La Triumph Street Cup se posiciona como la variante más deportiva de las Bonneville ...