Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

Motos OTTO revistaVintage Addiction homenajea el popular modelo de enduro GS6 de Mattighofen, tomando como base una KTM EXC 250 que ha terminado transformada en una moto de dirt track.

Hace aproximadamente un año conocí por primera vez el trabajo de Vintage Addiction, con motivo de la celebración de la segunda edición de Parking 64 (BCN). Tras este primer contacto, esa privera tuve la suerte de coincidir con ellos en el Racer Explosion, donde rodaron con dos preciosas Yamaha’s R1 y R6, poniendo de manifiesto que sus motos no son solo bonitas sobre el papel, sino que también funcionan. Posteriormente, coincidiendo con la segunda edición de On Days Like This, volví a disfrutar de sus creaciones y me percaté de que se atreven con cualquier estilo, al descubrir esta KTM EXC 250 Dirt Track que nos ocupa. Tras varios meses pensando en ella, y prometiendo (a Carlos V/A y a mi mismo) que la publicaría en esta página, por fin me he decidido a hacerlo.

La inspiración del proyecto nace tras descubrir los diseños de Oberdan Bezzi, en los que proponía recuperar la estética del popular modelo de enduro de finales de los ’70, sobre una base KTM EXC o Freeride. Tomando esta idea, estética vintage sobre una enduro moderna, Vintage Addiction añade un factor más al concepto, al decidir transformarla en una moto de dirt track. Esta especialidad con gran tradición en los Estados Unidos, ha sufrido una brutal expansión en los últimos 20 años, potenciada en gran medida por su práctica por parte de casi todos los pilotos del Mundial de Velocidad. Eventos como el Superprestigio Dirt Track o la Copa de España de Flat Track, no han hecho más que ayudar a asentar esta disciplina en nuestro país.

Una preparación redonda,  por su sencillez y su excepcional resultado final.

Para comenzar el proyecto lo primero era elegir la moto donante. La agraciada fue una KTM EXC-F 250 de 2004 que, si bien cuenta con un 4T frente a la mecánica dos tiempos del modelo original, es una moto muy equilibrada en términos de potencia y agilidad. Los chicos de Moto Racing Canet se encargaron de revisar y renovar el propulsor. Buscando algo más de “chicha” instalaron un nuevo kit de cilindro de 350 cc y un kit de carburación con un nuevo filtro de aire. El buen hacer de los chicos de Vintage Addiction se ve reflejado en el escape artesanal, con salida por la parte inferior derecha.

El chasis permanece de serie, mientras que el subchasis sufre leves modificaciones para soportar el nuevo asiento, guardabarros trasero y placas laterales, venidas directamente de una GS6 (igual que el depósito). El equipo de suspensiones permanece como en la EXC original (WP), aunque totalmente actualizado para la práctica del dirt-track, gracias a GCR. El disco delantero desaparece (¿quién lo necesita en el óvalo?) y montan, sobre la pareja de llantas de aluminio de 19”, dos neumáticos Mitas FT-18 de 130.

La sencilla decoración en blanco, con pequeños detalles en rojo y azul ,remata una preparación redonda, a mi modo de ver, por su sencillez y su excepcional resultado final.

Motos OTTO revista

Más noticias

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+