Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

sting_subre4ruedas

Hay elementos que logran reflejar el paso del tiempo de una manera incuestionable.

En el caso de los volantes de los monoplazas de F1, su rápida evolución en poco menos de 50 años consiguen hacernos una idea del constante cambio en que se encuentra cualquier elemento de competición. Gracias a esta selección realizada por McLaren podemos ver cómo han pasado de ser un simple elemento, sencillo y funcional, a transformarse en una compleja herramienta cuyo manejo está al alcance de muy pocos.

M7C_1

1969 Bruce McLaren M7C

Sencillo y clásico. La funcionalidad prima ante todo. Anclado directamente a la columna de dirección del M7C únicamente cuenta con dos funciones: girar a la izquierda y a la derecha.


M23_2

1974 Emerson Fittipaldi M23

Pocos cambios tras cinco años. A la unidad del M23 tan solo se le agrega un sencillo interruptor que corta el encendido en caso de emergencia.  Los motores de aquella época equipaban compuertas en los carburadores, susceptibles de quedarse atascadas si algo de suciedad se incrustaba en el mecanismo de deslizamiento. Este interruptor permitía apagar el motor en caso de que la compuerta se quedaseabierta.


MP4-4_1

1988 Ayrton Senna MP4/4

En la década de los ’80 los volantes comienzan a utilizar sistemas de liberación rápida, permitiendo al piloto ponerlos y quitarlos de una manera más fácil. A consecuencia de esto se reduce el espacio en el habitáculo y se hace algo más ergonómico.

Un paso más en la evolución, el volante del MP4/4 cuenta ahora con dos botones. Uno de ellos destinado a las comunicaciones por radio (verde) y el botón “Boost” (rojo) permitía enriquecer la mezcla para ayudar en los adelantamientos.


MP4-14_1

1999 Mika Hakkinen MP4-14

Las cajas de cambios semiautomáticas comenzaron a utilizarse en la F1 en 1989, y enseguida se convirtieron en algo habitual; McLaren comenzó a utilizar esta tecnología en el MP4/7 de 1992.

Este volante da un paso exponencial respecto a los anteriores, debido al fuerte aumento de la automatización de los monoplazas que se vivió en la década de los ’90. A finales de esta década los coches de GP llegaron a convertirse en vehículos ultra complejos que utilizaban cambio automático, controles pit to car, y al inicio del segundo milenio, control de tracción, evoluciones que a día de hoy han sido prohibidas.

En la parte izquierda encontramos el limitador de velocidad en el pit lane (PLS), y en paralelo en la parte derecha marcado en rojo se encuentra el selector de marcha atrás (R). En la parte inferior hay una serie de diales que permiten ajustes en el motor, control de tracción, potencia…durante la carrera.  Entre los cuernos del volante, el piloto visualizaba la información de la pantalla que estaba anclada a la cabina.


MP4-23_1

2008 Lewis Hamilton MP4-23

Igual que en el MP4-14 la pantalla digital todavía permanece ubicada en el habitáculo. Es en 2009 cuando finalmente se ubica en el volante con el ánimo de reducir peso en el vehículo.

Se aumenta el control por parte del piloto a la hora de realizar ajustes en marcha, de ahí que el volante cuente con una gran variedad de diales y botones destinados a perfeccionar el rendimiento del coche durante la carrera.

El MP4-23, como ya ocurría en el MP4-14, incluía una serie de diales en la parte inferior del volante que permitían al piloto ajustar el comportamiento del motor, el control de tracción así como otros parámetros. Además del botón de punto muerto (N) o el limitador de velocidad del pit lane (P), el volante cuenta con dos botones (+10) (+1) que activan un gran número de funciones, generalmente siguiendo las órdenes de los ingenieros a través de la radio.


MP4-29_2

2014 Jenson Button MP4-29

Finalmente llegamos a la edad moderna. El volante del MP4-29 incluye una gran pantalla LCD, que proporciona al piloto la posibilidad de navegar por un amplio menú de datos. A causa de esto, y de reducirse el espacio en la parte central del volante, muchos de los conmutadores de función pasan a estar ubicados en los laterales del volante.

En la parte de atrás del volante, oculto, se encuentra el botón que activa el DRS. Como novedad encontramos el botón de adelantamiento (OT) o el selector de neumáticos (parte inferior central) que actúa automáticamente en la configuración de la tracción en función de los neumáticos elegidos.

sting_subre4ruedas

Más noticias

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+