Suzuki Bandit Lucky X Italian Dream Motorcycle

Partiendo de la desaparecida Suzuki Bandit 1200, Italian Dream Motorcycle ha parido esta espectacular moto de carreras con la que recuerdan al, ahora Leyenda de MotoGP, Marco Lucchinelli.

Sergio Giordano, alma mater de Italian Dream Motorcycle, es el responsable de este proyecto con el que rinden homenaje al carismático Campeón del Mundo de 500cc Marco Lucchinelli. Presentada en sociedad en la pasada edición del EICMA esta Lucky X, que será una producción limitada de tres unidades, está inspirada en la Suzuki RG500 XR35 con la que Lucchinelli conquistó el título en 1981. Quizás algunos piensen que hubiera sido más acertado realizar este tributo sobre una dos tiempos, con una estilo más acorde a la RG500 pero, a juzgar por el resultado final, la elección de la Suzuki Bandit 1200 se muestra como una decisión muy acertada revelando, además, una extremada pericia por parte del constructor italiano. Como ya hemos comentado más de una vez, de la combinación de estilos a priori antagónicos, surgen las transformaciones más espectaculares.

Apoyada en la admiración del autor por Marco Lucchinelli, y contando con la colaboración del diseñador Oberdan Bezzi, la Lucky X abre el camino a una serie de proyectos con los que, cada año, pretenden homenajear a figuras destacadas en las competiciones de dos ruedas.

Gran parte del peso de esta brillante preparación recae sobre el cuidado diseño de las fibras, fabricadas por Massimo Fuchs, y responsables de la nueva imagen de esta Suzuki Bandit 1200 MK1. El medio carenado deja al descubierto parte del propulsor y los colectores del nuevo sistema de escape 4 en 4, evocando los de la RG500, que consigue despertar en nuestra pituitaria el dulzón aroma del ricino, pese a encontrarnos frente a una 4T. La decoración respeta el esquema de color original, blanco, azul y rojo con los dorsales en amarillo. Con la intención de homologar el modelo para circular por vías públicas, incorpora ópticas en la parte delantera y trasera, así como unos minúsculos intermitentes LED, prácticamente indetectables. El depósito mantiene los 20 litros de capacidad original, mientras que al motor, totalmente reconstruido, han conseguido sacarle (según declaran) 20 CV más de los 98 que ofrecía el modelo de serie.

Mono amortiguador WP, horquilla telescópica completamente reacondicionada con las barras en dorado, semi manillares Accossato, instrumentación Motogadget o las llantas de magnesio y cinco brazos Marvik calzadas con Pirelli Diablo Corsa rematan esta moto de carreras “de calle”. Siguiendo las mismas pautas que otros preparadores (de los que nos gustan), en Italian Dream Motorcycle han puesto todo el empeño a la hora de fabricar una moto que realmente funcione, en lugar de limitarse a crear una máquina para admirar en ferias y salones, un hecho que les honra. Poco más podemos decir de otra de esas preparaciones que nos han impresionado de verdad, salvo que Sergio Giordano y el equipo de Italian Dream Motorcycle han puesto el listón muy alto en el panorama actual de retro deportivas.

 

Ads

Te puede interesar

Restauración Suzuki RG500 Barry Sheene 1/2

Os presentamos el video de la restauración de la Suzuki RG500 XR14, con la ...

Kawasaki H2 GT Turbo

Kawasaki H2GT, Sport Touring Turbo

Se confirman los rumores del lanzamiento de un nuevo modelo Kawasaki sobrealimentado, y todo ...

Empieza el Dakar

Como viene siendo habitual con el nuevo año, el mes de enero arranca con ...

Praëm SP3: Cosida a mano

Rápida, potente y elegante. Estos tres adjetivos, que bien podrían referirse  a un Aston ...

Prueba Ducati Scrambler Cafe Racer, auténtico espresso

Nos subimos al modelo más deportivo de la familia Scrambler, la Ducati Scrambler Cafe ...

BMW R100R Don Luis – XTR Pepo

La última creación de Pepo Rosell sigue el estilo extremo al que nos tiene ...