sting_motos

Rápida, potente y elegante. Estos tres adjetivos, que bien podrían referirse  a un Aston Martin DB9, son los que utilizan los hermanos Berneron para definir la primera de sus creaciones.

La SP3 surge sobre una moto con un pedigree puramente racing, la Honda VTR 1000 RC51 SP2  con la que HRC plantó cara, de igual a igual, a las mecánicas bicilíndricas de Borgo Panigale en el Mundial de Superbike. La moto con la que Colin Edwards consiguió el título en el año 2000.

Con esta base, y partiendo de la premisa de no perjudicar el rendimiento original de una moto de estas características, Sylvain y Florent comenzaron por desmontar por completo el motor de la RC51 para mejorarlo al máximo; difícil tarea si partimos de una mecánica creada directamente desde el departamento de competición de Honda. Entre otras cosas, aligeraron el cigüeñal, montaron pistones de alta compresión JE, ajustaron las culatas y sustituyeron las válvulas originales por unas en titanio. El resultado final, más potencia y par que la moto de serie, casi 30 CV más y una patada de 125Nm. En esta espectacular mejora, seguramente también influyó el rediseño del depósito de combustible, que impide el sobrecalentamiento del cilindro trasero, un mal endémico a este modelo.

praem-sp3_02

Siguiendo un esquema en el que se usa el negro para todas las partes mecánicas o estructurales, y se utiliza aluminio pulido o el acero inoxidable para todas las superficies ergonómicas o aerodinámicas, nos topamos con una de las partes que más personalidad le otorga a esta moto, el carenado. Está fabricado con hilos de acero inoxidable de 2mm, utilizando una técnica inspirada en las esculturas del artista coreano Seung Mo Park. Cumple a su vez las funciones de proveer de aire fresco al Ram-Air,  y disipar el aire caliente que proviene de los radiadores laterales, mediante la combinación de hilos de diferente densidad. De la misma manera están fabricados tanto el colín como el guardabarros delantero.

praem-sp3_00

Un equipo de frenos Brembo CNC con pastillas cerámicas, son los encargados de morder agresivamente un juego de discos carbocerámicos Sicom; material sueco Öhlins para las suspensiones(horquilla FGR300 y monoamortiguador TTX36) totalmente en negro, siguiendo el esquema estético de la moto; y un juego de llantas Rotobox en fibra de carbono, sobre las que montan unos Pirelli Superbike SC2, mejoran sustancialmente el apartado ciclo de la SP2 de serie.

Para terminar el repaso a esta reinterpretación de la RC51, no podemos dejarnos en el tintero detalles como el asiento tapizado en alcántara, los escapes Akrapovic en titanio con silenciosos Werkes, la pareja de faros led Enduro-Tech Dual4 a ambos lados del carenado o, como guinda final, el Tag Heuer Monaco Calibre 11 integrado en el depósito.

Tras 4000 horas de trabajo en su taller de Saint-Rémy-lès-Chevreuse, los creadores de esta maravilla dicen haber creado una moto GT, a caballo entre una moto puramente deportiva y una cómoda tourer. Personalmente creo que sería más acertado decir que es una sport-turismo, o mejor aún, una lujosa deportiva. En cualquier caso, estoy deseando que ver sus próximos proyectos porque tras conocer esta SP3, su filosofía convence.

sting_motos

Ads

Te puede interesar

Kawasaki Z900RS Cafe 2019

Kawasaki Z900RS Cafe 2019

Los de Akashi anuncian una nueva decoración de cara al próximo año para la ...

Honda CB Hornet Freddie Spencer Vintage Addiction

Honda Hornet Fast Freddie – Vintage Addiction

El taller catalán Vintage Addiction homenajea al tres veces Campeón del Mundo Freddie Spencer, ...

Ducati Monster 821

Nueva Ducati Monster 821 2018, renovando el mito

Ducati presenta la nueva Ducati Monster 821, rindiendo homenaje a la primera de las ...

MV Agusta Superveloce 800

MV Agusta Superveloce 800, hi-sport vintage

La firma de Varese anuncia, con este prototipo presentado en EICMA, el posible lanzamiento ...