Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

sting_motos

Las Norton V4 SS y RR ya son una realidad; todo un despliegue de tecnología del más alto nivel, al alcance muy pocos.

Durante los últimos cinco años Norton ha tomado parte en el TT de la Isla de Man con un prototipo propulsado por el V4 de 1000 cc heredado de la Aprilia RSV4, con el objetivo de desarrollar finalmente una moto 100% británica y con el ADN de competición que siempre ha caracterizado a la firma. Tras un gran esfuerzo por parte de la marca, parece que el esperado momento ha llegado y la firma ha desvelado sus exclusivas Norton V4 SS y RR.

Durante estos cinco años compitiendo (2012-2016), y gracias a contar con un motor más que probado como es el caso del de Aprilia, Norton ha tenido la oportunidad de probar y desarrollar su chasis, de fabricación propia, así como su paquete de electrónica. “Estábamos fabricando una nueva moto desde cero y queríamos probar el mayor número de aspectos de la moto de una manera rápida, fiable y rentable” ha comentado Stuart Garner, CEO de la firma, a la revista británica MCN. “Motor, chasis y electrónica están interconectados entre sí, por lo tanto si el motor no es fiable, no puedes probar el resto. Por eso inicialmente nos decidimos por el motor de Aprilia.”

Tras conseguir un chasis que funcionaba y tener control completo sobre la electrónica llegaba el siguiente paso del proyecto, desarrollar un motor de fabricación propia; un compacto propulsor V4 a 72° de 1200 cc, con algo más de par que los motores de litro (129,99 Nm a 10.000 rpm), que ofrece una potencia final por encima de los 200 CV (que podrán incrementarse en 10 CV gracias a un kit de competición). Válvulas fabricadas en titanio, una caja de cambios de 6 velocidades tipo cassette y embrague anti rebote son algunos de los detalles a destacar.

Norton pondrá a disposición de sus clientes dos versiones de la V4. El buque insignia será la Norton V4 SS, de la que aseguran haber vendido ya las 200 unidades numeradas disponibles, a un precio de 44.000 libras(unos 51.000 €). Y para los que no quieran desembolsar tanto, se ha abierto el periodo de solicitud para hacerse con una de las 250 unidades de la V4 RR, con algunos cambios sobre su sofisticada hermana, y a un nada despreciable precio de 28.000 libras (32.000 €).

Quizás penséis que es un precio muy elevado, pero hay que pensar que la propuesta de la firma de Leicestershire (ahora ubicada en Donington Hall) no es un mero proyecto de marketing o un ejercicio de estilo. Norton ha puesto toda la carne en el asador para ofrecer dos obras de ingeniería y tecnología punta, donde han prestado atención a todos los detalles. Y para muestra…

Cuentan con un chasis Shotgun, fabricado a mano en tubos de aluminio fundido, donde el motor actúa a su vez como elemento estructural; es totalmente ajustable, tanto el pivote del basculante, como el ángulo de inclinación de la dirección, y es 3 kg más ligero que el utilizado hasta este año en la moto de competición. El basculante monobrazo también está realizado en aluminio fundido y, como el chasis, pulido a mano.

La V4 RR montará un juego de llantas OZ, mientras que la exclusiva SS contará con una pareja en fibra de carbono fabricada por la firma sudafricana BST, 1,7 kg más ligeras, que minimizan la masa no suspendida y mejoran la manejabilidad al reducir el efecto giroscópico.

Como no podía ser de otra manera, tanto suspensiones como frenos son equipamiento del más alto nivel. La eficacia de una horquilla Öhlins NIX30 en la parte delantera, anclada a una triple tija de aluminio mecanizado,  se completa con el monoamortiguador TTXGP realizado a medida, del tren trasero.  Mientras que dos grandes pinzas Brembo M50 de anclaje radial, se ocupan de la frenada junto con una pinza de un solo pistón anclado a la parte trasera.

Las dos versiones utilizan un depósito de fibra de carbono (BST), reforzado con kevlar para hacerlo más resistente ante cualquier impacto y posteriormente tratado químicamente para hacerlo apto para albergar combustible.

Entre las características del paquete electrónico que hacen posible controlar a la bestia, destaca el uso de una Unidad de Medición Inercial (IMU) de seis ejes, firmado por Bosh.  Esta unidad, mediante la ayuda de giróscopos y acelerómetros, ofrece información precisa sobre la posición exacta de la moto en cualquier momento. Control de tracción ajustable, wheelie control, launch control y control de crucero completan ,junto con el quikshifter y los tres mapas de entrega de potencia (Road, Sport, Pro-Race), el apartado. Todo fácilmente accesible y controlable desde una pantalla de 7″ en HD, a todo color y que incluye una cámara de visión trasera.

Las dos versiones están totalmente cubiertas de fibra de carbono, carenados, guardabarros, colín…La única diferencia es que la RR lucirá este material “en bruto”, un detalle que nos tiene totalmente enamorados, mientras que la SS lucirá una réplica de la decoración del TT, con una brillante pintura en color plata y posteriormente pulida, dando el efecto de un cromado.

La nueva Norton V4, surgida a partir de la SG5 con la que Norton compitió en la última edición del TT, será la base de la moto con la que la marca tomará parte en la competición el próximo año, e intentarán mejorar la 7ª posición obtenida en la carrera de Superbike por David Johnson en 2016.

sting_motos

Más noticias

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+