Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

sting_motos

La última creación de Pepo Rosell sigue el estilo extremo al que nos tiene acostumbrados, esta vez sobre una base BMW.

En ocasiones las preparaciones más impactantes son las que, tomando una moto de un determinado estilo, dan lugar a algo totalmente opuesto. Y en cierto modo algo así le ocurre a esta Don Luis, que toma el nombre del padre del propietario a modo de tributo tras su reciente fallecimiento.

Quién le iba a decir a esta tranquila BMW R100R Roadster, cuando salía de la cadena de montaje Berlín allá por 1992, que años mas tarde terminaría convertida en una radical moto de resistencia con estética setentera. Seguramente nadie, porque además Pepo se ha entregado tan a fondo con esta máquina, que ni ella misma se reconocería.

La primera de las tareas a realizar para convertir esta naked en una auténtica moto de resistencia era reforzar el chasis original, de R80GS, para hacerlo más rígido y efectivo, así como  acoplar un nuevo subchasis más recogido. El tren delantero se adaptó de  una Ducati SportClassic (horquilla, tijas y rueda delantera) con un equipo de frenos de la italiana Discacciati. En la parte trasera un monoamortiguador Öhlins se encarga de pegar al suelo el monobrazo con transmisión por cardan de esta bestia teutona.

Una cúpula artesanal, con doble óptica, da paso a un inmenso depósito de  24 litros, heredado de una Moto Guzzi, y posteriormente modificado. El minúsculo colín tiene incrustada una batería con sistema de extracción rápida (absolutamente endurance), y viene directamente de una Yamaha TZ. La decoración en azul, homenajea el estilo de las preparaciones del constructor nipón Ritmo Sereno, utilizando en este caso una base azul.

El motor por su parte ha recibido un juego de pistones más ligeros de alta compresión, un árbol de levas de competición y se han pulido los cilindros y las culatas. Dos carburadores Keihin FCR40, provistos de filtros de aire DNA, proporcionan la mezcla vital a esta máquina. La tapa del cárter se ha reducido a su mínima expresión y se ha reposicionado el motor en el chasis, para ganar algo de distancia libre al suelo. Un radiador de Ducati Paso, por su parte, ayuda en la tarea de refrigeración del bóxer alemán. Mientras, el encendido Silent Hektik con 16 mappings junto con la doble bobina y un par de bujías por cilindro,  se encargan de ponerle chispa a esta mezcla explosiva.

El escape 2 en 1 Supermario finaliza en un silenciador tipo megáfono, diseñado por XTR y fabricado en exclusiva por Spark, responsable de la banda sonora de esta BMW plagada de pequeños detalles.

El resultado, una moto de tan solo 165 Kg. (el modelo original declaraba un peso en seco de 197 Kg.) con un motor y parte ciclo convenientemente actualizados y a la altura de cualquier competición de resistencia de clásicas. Y es que como ya sabéis, y el que no lo sepa que se lo aprenda, a Pepo no solo le gusta construir motos bonitas (que lo son) para darse un paseo.  Sus máquinas son motos de altas prestaciones, que funcionan,  para disfrutarlas al máximo. Y eso es algo de agradecer y que a nosotros nos tiene encandilados. ¡Bravo!

sting_motos

Más noticias

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+